¿Cómo transformará la inteligencia artificial el rol del CFO?

 

En cada industria, los directores financieros (CFO) deben enfrentar una variedad de desafíos, incluido un crecimiento lento, nuevos competidores, una fuerza laboral en evolución, modelos comerciales cambiantes, cantidades explosivas de datos, una mayor complejidad regulatoria y una necesidad persistente de reducir costos.

Con este panorama, no basta que los CFOs se limiten a un rol administrativo y a supervisar que los informes sean completos y precisos. Adicionalmente deberán aprovechar el gran flujo de información que maneja la organización para asumir un rol más estratégico. Con ello ayudarán a otros líderes no solo a ser conscientes de la posición de la compañía en un momento específico, sino también a identificar a dónde puede y debe llegar en el futuro, en el corto, mediano y largo plazo.

La aparición de nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial (IA), puede facilitar el camino del CFO hacia la transformación completa de sus funciones financieras. Según el reporte Finance Effectiveness Benchmarking 2019 de PwC, 61% de los líderes financieros cree que sus funciones pueden ser más efectivas con una mejora tecnológica.

Los CFOs están en una posición única para liderar el cambio organizacional hacia la digitalización. Tienen conocimiento de todas las unidades de negocio y cómo interactúan entre sí, lo que permite que ayuden a los líderes de todas las áreas a comprender el por qué de los datos financieros y no solo el qué, lo cual, en última instancia, conducirá a decisiones más inteligentes en toda la empresa.

El primer paso para liderar el cambio es implementar herramientas de automatización básicas para manejar procesos rutinarios y mejorar la productividad. Luego de estandarizar esta tecnología, la compañía puede empezar a implementar sistemas más complejos como analytics e inteligencia artificial.

Cada director financiero tendrá una forma diferente de aplicar el cambio, de acuerdo con la industria en la que se desenvuelve o el nivel de madurez digital de su organización. Sin embargo, el estudio de PwC encontró que la probabilidad de éxito aumenta cuando la compañía se concentra en estas cinco acciones durante su transformación:

1.Establecer objetivos claros y alcanzables: la implementación de nuevas tecnologías tendrá mucha relación con las metas de la organización. Según el reciente Digital IQ de PwC, los principales objetivos de las empresas pueden separarse en cuatro categorías: eficiencia, efectividad, expansión y disrupción. La robotización de procesos o RPA pude ser de mucha utilidad para mejorar la efectividad y eficiencia. Por otro lado, tecnologías más complejas como IA y machine learning serán claves para controlar los efectos de la expansión y la disrupción. Con la correcta aplicación de estos sistemas, la compañía tendrá una mayor probabilidad de alcanzar los objetivos trazados.

2.Involucrar a los colaboradores en el diseño e implementación de soluciones: los CFOs deben entender algunas personas ven a la tecnología como una amenaza a su puesto de trabajo. Por ello, durante la etapa de implementación, las organizaciones deben posicionar las nuevas herramientas como una oportunidad para agregar valor a las funciones que ya ejecutan los trabajadores, y no como un reemplazo al capital humano. La resistencia al cambio es natural, pero puede ser combatida con comunicación clara, capacitación en el uso de las nuevas tecnologías y la participación de los trabajadores en el diseño de soluciones.

3.Definir el área de enfoque para las personas, procesos y desempeño: la automatización debe ser solo un paso para lograr algo más grande y no el objetivo en sí. La implementación de la tecnología debe ser el primer paso de la transformación corporativa, donde el desarrollo del personal, la mejora de procesos y del rendimiento financiero sean igualmente importantes para la empresa

4.Establecer una estructura de gobierno adecuada, para datos y todas las estrategias de IA en general: los datos son el combustible de toda iniciativa de automatización. Sin ellos nada funciona. El objetivo de las empresas debe ser crear una estructura de gobierno que permita extraer datos de fuentes confiables y precisas, para brindar información relevante a las personas adecuadas y conducir a mejores decisiones.

5.Preparar a la fuerza laboral: ni la más avanzada tecnología entregará los resultados esperados si la empresa no cuenta con personal con las capacidades necesarias. Mediante un plan bien estructurado, el CFO puede lograr que su equipo de trabajo desarrolle las capacidades necesarias para redefinir sus tareas cuando los procesos ya hayan sido automatizados.

En conclusión, la tecnología permitirá que las funciones del CFO sean más eficientes y se ejecuten a un costo menor. Usar tecnologías más sofisticadas como la inteligencia artificial permite pasar a una función más predictiva y una toma de decisiones consciente para mantener el negocio competitivo en un mercado cambiante y cada día más exigente.

 

Deja un comentario