¿Cómo convertirse en un campeón digital?

 

El concepto de Industria 4.0 ya no es ajeno para los empresarios. La idea de una fábrica inteligente, que aproveche la tecnología y digitalización para adaptarse a las necesidades y procesos de producción es una realidad que avanza rápidamente. Por lo tanto, subirse a la ola de la transformación digital es obligatorio para la supervivencia de las compañías.

Sin embargo, no todas las empresas avanzan al mismo ritmo, ya que el proceso depende también de la cultura organizacional y del nivel de adaptabilidad tanto de los CEOs como de los trabajadores. ¿Qué caracteriza entonces a un campeón digital?

PwC entrevistó a más de mil ejecutivos de la industria manufacturera en el mundo para entender cómo asumen el proceso de digitalización las empresas que lideran el cambio. Según el estudio, el éxito se debe al desarrollo y manejo eficiente de cuatro ecosistemas: soluciones al cliente, operaciones, tecnología y personas (que incluye a trabajadores y clientes).

Aquí te dejamos una lista de seis pasos para lograr convertirte en un campeón digital:

1. Evalúa los ecosistemas internos y explora el arte de lo posible: ¿qué puedes hacer ahora gracias a la evolución de la tecnología que no podías hacer antes? Desarrolla estrategias digitales basándote en las nuevas capacidades.

2. Define una visión de ecosistema y valora las propuestas: gracias al análisis realizado en el primer paso, ahora puedes generar una visión de ecosistema que refleje las aspiraciones de la compañía.

3. Desarrolla un concepto de ecosistema y un modelo de asociación estratégica: es indispensable que los ecosistemas se diseñen de manera que puedan relacionarse entre sí. Toma en cuenta las interfaces, interdependencias, conexiones, tecnología y data disponible, que faciliten la comunicación y el camino hacia la madurez digital.

4. Establece el gobierno del ecosistema, de las inversiones y los encargados de las decisiones: crea procesos claros de «gestión del ecosistema» que dirijan el diseño y los esfuerzos de implementación, así como también las decisiones de inversión.

5. Construye capacidades con un diseño e implementación interactivos: al definir de manera clara los objetivos de la organización y usar el diseño del ecosistema como un plan, cada ecosistema sirve como conducto para alcanzar estas metas.

6. Cosecha el valor de un ecosistema completamente integrado y reinvierte en su expansión continua: usa los nuevos imperativos estratégicos para aprovechar la nueva cadena de valor.

 

Deja un comentario

Volver arriba