Ecosistemas empresariales: Compartir visiones, valores, datos y conocimientos para impulsar asociaciones que impulsen el crecimiento

Incluso en un contexto donde la economía es impredecible, las organizaciones buscan nuevas oportunidades de crecimiento y formas de introducir cambios positivos de la manera más eficaz.

Al mismo tiempo, reconocen la necesidad de adaptarse a los cambios acelerados por la pandemia. Para muchas empresas, la realidad es que los canales, plataformas y enfoques que han dado buenos resultados durante tanto tiempo ya no sirven. Ahora necesitan nuevas herramientas, competencias diferentes y productos evolucionados para seguir diferenciándose y encontrar valor.

Los líderes están recurriendo a la tecnología de nueva generación para equilibrar el rendimiento a corto plazo con el valor a largo plazo, encontrar el encaje cultural adecuado para su equipo y conectar mejor con los clientes. A su vez, asociarse con las organizaciones adecuadas en el momento oportuno está ayudando a las empresas a encontrar crecimiento, ampliar su alcance, adoptar nuevos canales y entrar en mercados, entre otros grandes beneficios.

Pero a medida que planifican el futuro, ¿cómo pueden invertir en las asociaciones adecuadas para conseguir ese crecimiento?

Tecnología adecuada

La evolución de la nube ha impulsado la rápida aparición de un amplio ecosistema de soluciones tecnológicas, desde aplicaciones empresariales líderes del mercado como Salesforce u Oracle hasta soluciones especializadas que resuelven problemas específicos. Pero con un panorama complejo y cada vez más saturado, elegir la tecnología adecuada es fundamental para obtener resultados reales.

El poder del ecosistema tecnológico -como el de cualquier asociación empresarial- reside en que permite a los participantes crear valor de varias formas, como transacciones fluidas entre distintos proveedores para reforzar la experiencia del cliente, o mejorar la toma de decisiones basada en datos para desbloquear capital. Al asociarse con las organizaciones adecuadas, los participantes en el ecosistema pueden crear un entorno mutuamente beneficioso que les permita innovar mejor y crear nuevas eficiencias a lo largo de diferentes cadenas de valor.

Al poder ofrecer productos y servicios que serían incapaces de crear por sí solos, las organizaciones pueden utilizar un ecosistema para atraer a más clientes, recopilar y procesar más datos. Esto para utilizarlos con el fin de crear mejores productos y servicios que mejoren aún más los procesos y la demanda. 

Diferencia de datos

Los datos son fundamentales para muchas empresas. Las organizaciones que se asocian tienen la posibilidad de acceder al poder de los datos compartidos para crear perspectivas efectivas e impactantes que guíen la toma de decisiones colectiva. Los líderes están pensando más allá de sus propios conjuntos de datos y reconociendo el poder de su ecosistema para mejorar las decisiones, transformar las ofertas y potenciar la experiencia del cliente.

Dentro de estos ecosistemas empresariales, compartir datos también puede ayudar a reducir el riesgo de las decisiones y transacciones en este rubro. Cuantas más empresas colaboren, más mejoras podrán encontrarse. Incluso pequeñas mejoras en varias áreas suman grandes ventajas.

Asimismo, esa capacidad de pensar entre sectores e incluso entre competidores será esencial para impulsar un cambio positivo en materia de ESG (factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo). La capacidad de agregar datos ESG de todas las organizaciones para ofrecer una visión única de la cadena de suministro permitirá a las empresas y a las personas tomar decisiones informadas que repercutirán en nuestro futuro colectivo.

Es probable que compartir el acceso a los datos no resulte natural para las organizaciones que tradicionalmente los han protegido en gran medida. Aunque puede resultar incómodo al principio de la relación, al final las recompensas compensarán cualquier preocupación. Pero es esencial que todas las partes del ecosistema utilicen los datos de forma responsable. Esto significa respetar la privacidad de la organización y de los clientes, analizar los datos adecuadamente, asegurarse de que sólo se utilizan en el mejor interés y de que nunca se comparten más de lo necesario.

Crear el equipo adecuado y una cultura de innovación

Cualquier solución tecnológica debe equilibrarse con el ingenio humano. A medida que las organizaciones se integran en el ecosistema, encontrar socios con los mismos valores y una visión compartida es fundamental para conseguir este equilibrio. La clave está en comprender la necesidad de reunir la tecnología adecuada y el equipo adecuado con una cultura de innovación y mejora de las cualificaciones. Por otro lado, en las asociaciones, especialmente las que se establecen entre organizaciones tecnológicas y otras más tradicionales, puede ser necesario que ambas partes trabajen e inviertan para conseguir el equilibrio adecuado.

Comprender los puntos fuertes de cada uno y los límites que están dispuestos a jugar es clave, pero el ajuste cultural correcto es igual de esencial para obtener los resultados adecuados, para brindar a ambos socios una ventaja. Las culturas combinadas deben ser capaces de trabajar juntas. Por ello, una visión clara de los valores y principios de la relación garantizará que así sea.

Resolver problemas y crecer en equipo

En un entorno cambiante, la capacidad de recurrir a asociaciones con visiones, valores y datos compartidos para crear soluciones nuevas e innovadoras no hará sino aumentar en importancia. Aunque cada organización seguirá estrategias de ecosistema diferentes, en términos de ambición y alcance, incluso el más conservador de los enfoques puede ofrecer resultados sostenidos. Así, aplicando un enfoque estratégico y meditado a los ecosistemas, las organizaciones pueden desbloquear un crecimiento casi exponencial. Las asociaciones adecuadas pueden ampliar el alcance: dar acceso a nuevos mercados, territorios, sectores, canales de venta y segmentos de clientes.

Sin embargo, para alcanzar estos objetivos se requiere una combinación única de trabajo en equipo, confianza y concentración. Esto significa combinar la velocidad, la escala y el poder de la tecnología con el ingenio humano preciso y la resolución de problemas, para unir a las organizaciones de formas inesperadas y obtener resultados que marquen la diferencia.

Adaptación del texto original en inglés publicado por PwC gestionado por PwC Perú.

Deja un comentario

Volver arriba