EMA 2021: el liderazgo en medio de la incertidumbre

Hace diez años PwC y G de Gestión decidieron premiar a las Empresas Más Admiradas del Perú. Desde entonces, anualmente, diez empresas son reconocidas en diez atributos que permiten celebrar las buenas prácticas de estas organizaciones y su impacto en la sociedad. Orlando Marchesi, socio principal de PwC Perú nos comenta lo que implica ser una de las Empresas Más Admiradas en el contexto actual.

¿Qué significa ser una de las Empresas Más Admiradas?

Cuando tomamos la decisión de crear EMA, nuestro objetivo era que las buenas prácticas tuvieran un reconocimiento especial y que así se tuviera un efecto multiplicador. Es decir, que cada año más empresas replicaran las buenas iniciativas de las organizaciones premiadas. Ser reconocida con el premio EMA significa que la empresa ha llevado su misión mucho más allá y que ha asumido un compromiso con la sociedad, un compromiso para llevar sus valores fuera de las fronteras de su propia organización. Es un premio importante, además, porque no es un jurado quien decide qué empresa premiar, sino que las ganadoras son escogidas por sus propios pares como ejemplos a seguir en cada uno de los atributos que medimos.

Es importante hablar de buenas prácticas, sobre todo en un momento como este, no solo por la incertidumbre sino también considerando el bicentenario. ¿Cómo se refleja este contexto en las ganadoras de este año?

Las empresas reconocidas este año han sabido gestionar con éxito la incertidumbre de operar en pandemia y sin duda también sabrán hacerlo en medio de la incertidumbre política actual. Creo que las empresas más admiradas son conscientes de la importancia de no parar. Que es necesario que el país siga avanzando, impulsado por la inversión del sector privado. En estos 200 años que llevamos de república hemos aprendido muchas lecciones valiosas y hemos crecido como país, pero también somos conscientes de lo mucho que nos falta para alcanzar el nivel de desarrollo que nos gustaría, el que va con nuestra visión de país.

Las empresas reconocidas en esta edición de EMA pueden, gracias a la posición que han alcanzado, contribuir con el desarrollo de esa sociedad que estamos buscando, a través de sus buenas prácticas y del gran esfuerzo por lograr un desarrollo mucho más sostenible.

¿Qué recomendación le darías a los líderes empresariales hoy en día?

Si algo hemos aprendido en este último año es que debemos estar preparados para lo inesperado. Es decir, como líderes empresariales necesitamos ser capaces de ir adaptando nuestros planes en el camino. Superar la incertidumbre, innovando y confiando en la capacidad de nuestros colaboradores.

Es cierto que vivimos en un mundo cambiante, que cada día presenta un nuevo desafío, pero es necesario que gestionemos adecuadamente los riesgos y concentremos los esfuerzos en aquello que sí podemos controlar. Solo así podremos minimizar, en la medida de lo posible, el efecto de todo lo que, en un contexto incierto, no podemos controlar. Como líderes, no es momento de buscar certezas, sino de observar y analizar el presente para transformar nuestro modelo de negocio y nuestras capacidades.

Deja un comentario

Volver arriba