Es equivocado pensar que los robots reemplazarán a los humanos

Por Alfredo Coronado, gerente senior de Consultoría de Negocios de PwC.

En la búsqueda de generar eficiencia, las organizaciones han optado por distintas alternativas de reducción de costos y estandarización de procesos. Hoy, la robotización destaca como una de las formas de alcanzar este objetivo.

Robotic Process Automation o RPA es la siguiente evolución natural de la automatización de procesos, pero al alcance de todo tamaño de compañías, debido a la velocidad de su implementación, el nulo o bajo impacto en el ecosistema tecnológico de las empresas y, principalmente, porque por su simplicidad, la gestión y desarrollo están enfocados al dueño del proceso. Es una tecnología que simula la acción humana y permite a las organizaciones trabajar de forma más rápida, eficiente y con menor margen de error. 

Con el uso de la robotización, los centros de servicios compartidos se están repensando para convertirse en centros de excelencia, donde no solo se realiza un servicio transaccional, sino que además se brinda un valor agregado al usuario.

A diferencia de la inteligencia artificial, el RPA permite simular acciones estructuradas, es decir, para las cuales existen opciones delimitadas y el robot no necesita “pensar”, sino ejecutar. Se podría decir que siempre ha sido posible desarrollar herramientas que automaticen ciertos procesos a medida (desarrollos), pero ello implica trabajar con un número considerable de personas de las áreas de tecnología y procesos, además de tomar mucho tiempo e inversiones cuya recuperación es difícil de cuantificar o de capitalizar. El RPA no solamente puede implementarse de forma más rápida, sino que su capitalización acelerada permite también financiar el desarrollo de otras automatizaciones.

La transformación de los centros de servicios compartidos  

La robotización de procesos se utiliza en todas las funciones del negocio, pero está empezando a transformar, especialmente, los centros de servicios compartidos. Recordemos que hace algunos años las empresas buscaban reducir costos, centralizar y estandarizar procesos mediante estos centros. En la mayoría de los casos, el resultado fue la creación de espacios donde se llevaba a cabo labores netamente manuales, transaccionales; las mismas que hoy en día pueden ser realizadas por robots.

Con el uso de la robotización, los centros de servicios compartidos se están repensando para convertirse en centros de excelencia, donde no solo se realiza un servicio transaccional, sino que además se brinda un valor agregado al usuario, al identificar cómo hacer procesos cada vez más eficientes, cómo lograr sinergias y centrase en el análisis de información en tiempo real que sirva a los procesos de negocios como un mecanismo de retroalimentación para nutrir al proceso de toma de decisiones, entre otros.

Impacto en las organizaciones

Lo que generalmente se logra es eficiencias de entre 100 y 200%, pero hemos tenido resultados de hasta 2,500% de eficiencia. Típicamente se puede esperar que si, por ejemplo, en un ciclo de 8 horas la empresa generalmente puede procesar 500 transacciones, con la robotización del proceso se podría llegar a las mil o 2 mil transacciones en el mismo lapso.

Esta mayor eficiencia permite a las organizaciones contar con casuística que antes no tenían, debido a que los empleados que dedicaban cierta cantidad de horas a labores manuales hoy pueden analizar los resultados del trabajo realizado por el robot. Las personas tienen tiempo para hacer más y generar más valor.

Debido a los buenos resultados del RPA, uno de los grandes miedos de los trabajadores es ser reemplazados por rob0ts. De hecho, se habla de que el uso de nuevas tecnologías tendrá un impacto del 40 a 60% en la forma de operar de las compañías, y que los trabajos que se verán más impactados son los transaccionales, como algunos aspectos contables, tributarios, legales, el back office, etc. Pero es equivocado pensar que los robots reemplazarán a los humanos. Lo que va a suceder es que la forma de trabajar cambiará, nuestra forma de interactuar con la tecnología cambiará, de la misma forma que sucedió con la llegada de las computadoras a las oficinas. Esto, definitivamente implica que las organizaciones deben comenzar a pensar cómo trabajarán con la tecnología. La India, por ejemplo, un centro de servicios compartidos global, es hoy uno de los grandes impulsores del cambio. Compañías que tradicionalmente eran conocidas por brindar servicios transaccionales a terceros hoy se están convirtiendo en centros de excelencia apalancados en RPA.

Acerca del autor

 

Alfredo Coronado

Tiene más de 12 años de experiencia trabajando con clientes que van desde pequeñas empresas privadas a las grandes corporaciones multinacionales en la implementación de iniciativas de transformación de procesos de negocio. Cuenta con experiencia internacional en proyectos en Perú, Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela, ayudando a desarrollar estrategias corporativas, implementar iniciativas de transformación de procesos de negocio, implementar soluciones de RPA (Robotic Process Automation) y ayudar a los clientes con sus funciones de PMO, IMO y de gobierno de proyectos.

Seguir a Alfredo Coronado en:

 

Deja un comentario