Fintech: ¿oportunidad para la banca o amenaza?

La acelerada transformación digital debido a la pandemia ha generado un impacto importante en las empresas y la banca no es la excepción. Las nuevas necesidades de los clientes y la aparición de alternativas digitales como las fintech presentan nuevos retos para el sector, pero también oportunidades que deben ser capitalizadas para mantener la competitividad.

Gustavo Villafana, socio líder de servicios financieros de PwC Perú, nos explica las oportunidades de crecimiento que tiene la banca en medio de esta coyuntura marcada por el COVID-19.

Tras el fortalecimiento de las fintech, ¿cómo será el panorama de la banca en los próximos años?

Si bien en los últimos años el negocio de las fintech ha tenido un crecimiento bastante acelerado, fortalecido por la coyuntura que nos ha presentado este año, el panorama de la banca se ve bastante alentador por la incorporación de este tipo de empresas. En realidad, la colaboración e integración de estos negocios es muy prometedora y genera bastante expectativa en el mediano y largo plazo.

¿Cómo se puede estructurar un trabajo colaborativo entre la banca tradicional y las fintech?

El trabajo entre la banca tradicional y las fintech es muy importante; y el trabajo en colaboración es clave para el desarrollo de la banca en general. Vemos como en Estados Unidos, Reino Unido, Singapur y en otro países la regulación ha permitido la colaboración en, por ejemplo, los llamados sandbox, ambientes tecnológicos donde se testean productos o servicios de las fintech que aún no son regulados y así se vean las respuestas a diferentes cambios en que se pueden dar. Esto con la idea del desarrollo estructurado y colaborativo entra la banca tradicional y las fintech.

¿Podemos esperar que iniciativas bancarias de empresas tecnológicas, como Apple Pay, Google Pay o AliPay, reemplacen a la banca en transacciones menores?

En realidad, más allá de reemplazar a la banca en transacciones específicas y regulares, lo que va a hacer este tipo de empresas es contribuir a la estructura del proceso con más eficiencia en beneficio de los usuarios. La banca tradicional está enfocada en el otorgamiento de créditos, principalmente, y utiliza estos sistemas o medios de pago para complementar la oferta de valor y servicios a sus usuarios. Es decir, esto va a sumar y contribuir a la digitalización de los procesos, además de la bancarización en general.

La pandemia ha acelerado los procesos de digitalización, ¿en qué etapa está la banca nacional en su proceso de transformación digital?

Pienso que todavía estamos en una fase incipiente. Si bien es cierto que existen empresas fintech con un gran crecimiento individual en los últimos 5 o 6 años, creo que la etapa de desarrollo en la que estamos es todavía incipiente, con mucha oportunidad y mucho camino por recorrer. No solamente en el conocimiento de los usuarios, de los negocios y de la regulación que ya ha iniciado un proceso de integración. La etapa de mayor desarrollo y de madurez todavía nos da una oportunidad para seguir avanzando en este proceso.

¿Qué debe considerar la banca tradicional para mantener la competitividad en el mercado?

Pese a la pandemia, la banca tradicional primero debe mantener la inversión en el desarrollo de tecnología que ha tenido en los últimos años y que ha requerido una aceleración muy grande en este contexto de pandemia. Un segundo punto es que, para mantener la competitividad, la banca tradicional debe entender que las fintech no han llegado con un esquema de reemplazo sino de contribución y colaboración al negocio y la bancarización en general. La cultura financiera que muchos bancos del Perú están tratando de llevar a los usuarios también es muy importante, pero lo principal es no limitar la inversión en tecnología y desarrollo de innovación en el mercado peruano.

4 de cada 10 peruanos tienen acceso al sistema financiero y una menor cantidad a crédito. ¿Qué se necesita para que crezca la bancarización a nivel local?

Considero que lo más importante es la formalización. Estamos en un país donde más del 70% de la población económicamente activa trabaja en negocios pequeños o micronegocios donde la formalización todavía es un problema por resolver. En la medida que estos negocios sean formales la bancarización contribuirá al crecimiento de un país con medios de pago digitales, donde no se use tanto efectivo. Eso no solo ayuda al desarrollo tecnológico de la banca sino también a la economía.

¿Qué pasos debe tomar el sector para su recuperación post pandemia?

La digitalización es muy importante para el sector y no es nueva, pero se ha acelerado debido a la coyuntura. Si bien es una etapa difícil, la recuperación se dará en la medida que la banca tradicional, en colaboración con las fintech, incorpore los nuevos esquemas de riesgos a sus modelos y tenga la oportunidad de utilizar estas nuevas necesidades para obtener mayor alcance en la bancarización y digitalización de los negocios. La confianza de los usuarios, tanto de personas como empresas, ha aumentado porque hubo una necesidad dada la coyuntura y creo que la banca debe aprovechar esta situación para mejorar las oportunidades de crecimiento e integración a la economía en el Perú.

Deja un comentario

Volver arriba