Gobierno de Datos: importancia y beneficios empresariales

Conversamos con Jessica Cornejo, gerente senior de Seguridad de la Información de PwC Perú, quien nos comenta la importancia de la gestión eficiente del gobierno de datos dentro de una organización.

¿Qué se entiende por gobierno de datos y qué pasos deben tomar las empresas para generar una adecuada estructura?

Al hablar de gobierno de datos, básicamente nos referimos a darle cierta estructura y orden al tratamiento de la información dentro de las organizaciones. Como punto de partida al momento de embarcarse en esta iniciativa, se debe conseguir un sponsor con una alta influencia que esté convencido de la importancia del tema y el beneficio que puede brindar a la organización. El segundo paso importante es realizar un diagnóstico de la situación actual para saber dónde se encuentra la empresa y definir un plan de trabajo que le permita ir incrementando las actividades y tareas; y así empezar a ver los beneficios de establecer un marco de trabajo de gobierno.

¿Por qué es importante contar con un adecuado gobierno de datos? ¿Cuáles son los beneficios?

En principio está la necesidad regulatoria de muchos sectores, como el bancario, financiero o comercial. Esa regulación los impulsa y motiva a establecer cierta gobernanza de la información que manejan. Lo segundo, y de alguna manera lo más tradicional en aquellos sectores que no tienen una regulación muy estricta, es que la empresa realmente pueda confiar en los datos y tenga una calidad de información que le permita tomar decisiones. Ese es el mayor impulso y la mayor necesidad que tienen la alta dirección y la empresa para evitar, por ejemplo, reprocesos que son altamente costosos, que no brindan información oportuna, que restan competitividad y rapidez para responder al mercado y estar atentos a las necesidades de sus clientes y de su propio ecosistema.

¿Qué nuevas oportunidades de negocio se abren con un sólido gobierno de datos?

Establecer un gobierno de datos, tener una calidad de datos aceptable e irla mejorando en el tiempo, abre muchas oportunidades al negocio porque permite anticipar las necesidades de los clientes, colaboradores y del propio mercado. Al conocer bien la información histórica, la información interna y la que se puede obtener de redes sociales, se puede generar nuevos productos y servicios de manera proactiva, basados en el comportamiento y las preferencias de los clientes, tomando en cuenta las capacidades propias de la organización.

El gobierno de datos también permite un aumento en la productividad, porque al tener datos limpios no se necesita reprocesar y se puede tomar decisiones de manera más ágil. Eso abre oportunidades de negocio. Si hablamos de temas mucho más avanzados, hablamos de poder monetizar la información, lo cual aún debe ganar terreno en el mercado, pero lo más probable es que se siga ese camino, de sacar provecho a la información, siempre manteniendo los temas regulatorios y éticos dentro de ese margen de trabajo.

¿Cuáles son los principales retos ante la protección de información confidencial de las organizaciones? ¿Qué medidas de seguridad se pueden tomar?

Cuando hablamos de proteger la información sensible y confidencial, lo que busca este marco de trabajo es tener orden. Entonces, primero hay que identificar y clasificar los activos de información, para saber cuáles deben tener mayores medidas de seguridad y esto viene por varios lados, no solo qué tipo de datos estoy guardando, sino también dónde.

El gobierno de datos permite empezar a tener esta definición de responsabilidades y establecer custodios. Por ejemplo, definir políticas para tratar este tipo de datos, incluyendo dónde están almacenados, tipos de repositorio, accesos y quién debe tenerlos (para visualizarlos, compartirlos y actualizarlos), la política de retención de la información, entre otros aspectos.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de los líderes empresariales y qué recomendaciones les puedes dar?

Me atrevería a decir que antes de lo regulatorio, que está más controlado y al ser exigido ya está encaminado, la principal preocupación de las organizaciones es la desconfianza en sus propios datos. Esto está basado en la mala calidad que pueden tener actualmente, datos incongruentes, en diferentes fuentes de información, generando demoras en la toma de decisiones, reprocesos o demasiado tiempo de espera para reaccionar hacia el mercado, lo que les resta competitividad.

El consejo es que empiecen de manera inmediata, que no esperen tener una estructura compleja, perfiles muy especializados o toda la documentación lista para iniciar con el gobierno del dato. Se debe empezar con los elementos mínimos, llámese los responsables del negocio, que son quienes van a liderar como dueños de la información; y, luego, con un nivel de madurez más alto, buscar perfiles mucho más especializados.

El mensaje es que no esperen a tener una gran estructura o un gran departamento de gobierno del dato para empezar. Para ver los beneficios deben comenzar de manera inmediata, tomar en cuenta los elementos disponibles e ir aprendiendo en el proceso, porque eso servirá como una primera guía. De ahí, ir aprendiendo en el camino, redireccionando todas las decisiones para mejorar, alcanzar un nivel de madurez deseado y una buena calidad de información.

Deja un comentario

Volver arriba