Las empresas familiares tienen la oportunidad de liderar los ESG

Estas compañías dominan sectores claves de la economía. Si convierten los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza en una prioridad, podrían lograr cambios importantes en el mundo.

Por Peter Englisch, socio de PwC Alemania y Global Family Business and EMEA Entrepreneurial and Private Business Leader

Las empresas familiares tienen el potencial, los recursos y la posición para liderar la transformación de la sostenibilidad en muchas de las industrias que dominan a nivel mundial. Además, poseen ventajas distintivas que les permiten actuar. Las empresas familiares tienden a guiarse por valores, con objetivos de inversión a largo plazo no tienen la presión de las empresas públicas, que deben entregar informes trimestrales a sus accionistas. Su objetivo principal es proteger un legado para las generaciones venideras. Al adoptar cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG por sus siglas en inglés), pueden aumentar su impacto en todos los sectores y geografías.

Esto no es una mera ilusión. Más de una quinta parte de la industria naviera a nivel mundial está dirigida por un puñado de empresas familiares. En el sector automotriz, solo 36 familias controlan empresas que representan el 55% del mercado global total. Las grandes empresas familiares también dominan el sector retail de ropa, ingeniería y construcción, lo cual presenta una gran oportunidad para un cambio positivo.

Algunas empresas familiares ya han dado pasos para liderar en ESG al integrar estos objetivos en sus operaciones. Sin embargo, de acuerdo con la Encuesta de empresas familiares 2021 de PwC, la mayoría aún tiene que comprender que el impulso para hacer el bien por la sociedad debe estar integrado en las operaciones de la empresa, en lugar de separarse como filantropía tradicional. Según el estudio, una abrumadora mayoría de propietarios de empresas familiares está priorizando la expansión a nuevos mercados (82%) y la mejora de las capacidades digitales (80%), mientras que solo el 39% clasifica la sostenibilidad y los criterios ESG como las principales prioridades.

Los líderes se están dando cuenta de que sus contribuciones pueden tener un efecto importante en el futuro del planeta, especialmente si colaboran entre sí. Industrias como la del chocolate y el café han pasado de estar en el ojo de la tormenta, con problemáticas como el trabajo infantil de por medio, a buscar una estrategia que permita que su producción sea 100% sostenible, o que los ingresos sean beneficiosos para la totalidad de la cadena de suministro, de la granja hasta la corporación.

Apuntando más arriba

Para explicar por qué las empresas familiares pueden cumplir un rol importante en la promoción de los objetivos ESG, es útil ver el panorama completo de estas metas.

El movimiento para adoptar la sostenibilidad ya es un cambio radical para las empresas, impulsado por expectativas masivas de los stakeholders, compromisos ambiciosos de los gobiernos y una gran ola de inversión de capital. Los fondos ESG atrajeron USD 51 mil millones en inversiones en 2020, más del doble de la cantidad del año anterior. Las grandes corporaciones públicas y los gobiernos, mediante regulaciones y subsidios específicos, están remodelando la forma en que operan las empresas. De hecho, muchas corporaciones están dando un paso adelante, asumiendo compromisos para reducir las emisiones de carbono y obtener electricidad de recursos renovables; diversificando sus juntas directivas y publicando informes de sostenibilidad.

Hoy, tales acciones son solo un aspecto. Para generar confianza y asegurar su futuro, las empresas deben ir más allá e incluir criterios ESG en todos los ámbitos de su negocio: informes, estrategia y planes de transformación. Las empresas familiares están en una posición única para hacerlo. Primero, son más confiables que cualquier otro sector. Alrededor del 67% de los encuestados en el informe del Edelman Trust Barometer 2020 dijeron que confiaban en las empresas familiares, en comparación con solo el 58% que confían en las empresas públicas (los gobiernos y los medios de comunicación fueron los últimos).

Segundo, sus valores profundamente arraigados y su compromiso de contribuir a la sociedad están integrados. El cuidado de la fuerza laboral y sus comunidades, por ejemplo, ha sido durante mucho tiempo parte de su ADN, que se remonta mucho antes de que los compromisos formales de ESG se convirtieran en una tendencia global.

Hacer el bien y construir un futuro mejor

Es el momento para que las empresas familiares conviertan su enfoque en acciones concretas sobre ESG que formen parte de las operaciones diarias. El beneficio y el propósito no son contradicciones sino, como han demostrado muchos estudios, parte de una estrategia empresarial exitosa.

Si las empresas familiares actúan colectivamente para impulsar la sostenibilidad en industrias donde tienen una gran influencia, el impacto podría ser significativo. No se trata de comportamientos anticompetitivos, sino de hacer que todo se mueva en la misma dirección al mismo tiempo.

De hecho, las empresas familiares no tienen otra opción más que acelerar su compromiso público con las ESG. Aquellas que tomen una estrategia y colaboración con estos objetivos obtendrán mucho más que una diferencia positiva para la sociedad, mientras que los que fallen en eso perderán beneficios sustanciales.

Comportándose de acuerdo con los objetivos de largo plazo, valores y perspectiva, también generarán mejores valores para el negocio y una confianza más profunda con sus clientes y socios. Para ponerlo en sencillo, no hay una contradicción entre el lucro y el propósito. Las empresas familiares líderes en el mundo tienen una oportunidad de oro para dar un paso al frente en factores ESG. Es una oportunidad que deben aprovechar con urgencia, por el bien del planeta, el bien de la humanidad y el de su propio futuro.

Revisiones y menciones de publicaciones, productos o servicios no constituyen auspicio ni recomendación de compra. Adaptación del texto original en inglés publicado por PwC Global realizada por PwC Perú.

Deja un comentario

Volver arriba