Cuatro razones por las que los CEOs deben apostar por el upskilling de sus equipos

Las compañías y sus líderes se vieron obligados a cambiar casi de la noche a la mañana para responder a los nuevos desafíos que presentaba la pandemia. Los negocios debieron apostar por lo virtual para mantener el movimiento de sus operaciones, cambiando el cómo, cuándo y con qué herramientas trabaja la gente.

El rápido cambio al mundo digital ha expuesto una serie de brechas en este campo, algo que ya se sabía antes de la pandemia. Según el estudio Talent Trends 2020 de PwC, el 74% de CEO estaban preocupados por la disponibilidad de habilidades clave en sus empresas; pero la aparición del COVID-19 también ha sido una oportunidad para desarrollar estrategias y asegurar el futuro de las compañías, buscando el talento que más se necesita.

Muchos CEOs se han dado cuenta que desarrollar las capacidades de los trabajadores es una opción muy viable y beneficiosa para las compañías, por lo que el upskilling debe ser una prioridad, en especial dentro de un panorama lleno de incertidumbre. Los líderes pueden establecer el presupuesto y medir el retorno de inversión en su personal. Estas inversiones proveerán pruebas concretas de que cuidar a los empleados es una prioridad máxima.

El retorno de la inversión

Los CEOs que han realizado inversiones para crear una fuerza laboral capacitada y comprometida ya están disfrutando de la recompensa. Según el CEO Survey 2020 (realizado antes de la pandemia), el 93% que introdujo programas de upskilling dijo que la productividad aumentó; ayudó a atraer y retener talentos y a generar una fuerza laboral resistente. Sin embargo, solo el 18% de CEOs dijo haber invertido upskilling, por lo que la oportunidad para quienes aún no lo han hecho es significativa.

Aquí presentamos 4 áreas en donde los CEOs pueden defender el upskilling:

  1. Centrarse en un upskilling que ofrezca una estrategia empresarial

Este contexto es una gran oportunidad para que los líderes aprovechen la iniciativa que muchas personas tienen de mejorar sus habilidades, para canalizarlas hacia los objetivos comerciales. Para ello es importante evaluar sus capacidades en el ámbito tecnológico, resolución de problemas y la capacidad de trabajar de manera efectiva en equipos multifuncionales. Los mismos CEO deben ver en qué campos pueden mejorar.

Se espera que las empresas gasten cerca de 4 billones de dólares a nivel mundial este año en tecnología. Si el upskilling se realiza bien, habrá gente capaz de aprovechar esta inversión, lo cual aumentará la productividad y validará el gasto.

2. Priorizar el compromiso y la experiencia del empleado

Existe una conexión medible entre el upskilling y el compromiso de los empleados. Entre CEOs que participaron en la última encuesta anual global y que habían introducido un programa en sus compañías, el 60% dijo que su programa era muy eficaz para mejorar la cultura y el compromiso de los empleados. Por otro lado, en la encuesta Global Digital IQ 2020, el 86% dijo que sus programas de capacitación y educación digital han mejorado el compromiso y el desempeño de los empleados.

3. Impulsar la productividad

Las expectativa de los trabajadores es que su productividad aumentará si pueden aprender nuevas habilidades, qué mejor que obtener la capacitación a través del mismo empleador.

4. Adoptar una mentalidad de crecimiento para inspirar el aprendizaje permanente

Upskilling es un esfuerzo de mediano a largo plazo. Vivimos en un mundo marcado por las disrupciones que seguirán más allá de la pandemia. Las megatendencias que PwC ha identificado para este siglo necesitarán tanto de una fuerza de trabajo como de una gestión ágil. Estar listo para una crisis con una cultura y un equipo preparado permitirá responder de la manera más adecuada.

Los CEOs deben liderar con una mentalidad de crecimiento y alentar a su fuerza laboral a evolucionar. Pueden comenzar con el ejemplo, mejorando sus propias habilidades y comunicando lo que están haciendo a su gente. Esto no significa necesariamente aprender a codificar, pero sí comprender qué pueden hacer las nuevas tecnologías y qué no. Un CEO que no conozca el potencial de la blockchain o la inteligencia artificial tendrá menos probabilidades de tomar las mejores decisiones sobre el uso de esas tecnologías en la empresa.

Los líderes que valoran y nutren los talentos innatos de su fuerza laboral, la capacidad de aprender y el deseo de hacer un buen trabajo tendrán una gran oportunidad de impulsar su negocio, retener y atraer talento. Superarán la brecha de habilidades. Mientras se toman las medidas para mantener a los empleados seguros y sanos, es importante asegurarse de que tengan las habilidades para prosperar a medida que contribuyen al éxito general de la organización.

Texto original de Digital Pulse. Para revisar la versión en inglés, ingrese aquí: https://www.digitalpulse.pwc.com.au/four-reasons-ceo-upskilling/

Deja un comentario