Transformación digital: los 5 principales problemas de las empresas

 

Ya nadie cuestiona la necesidad de adoptar un proceso de digitalización. La mayoría de las empresas han incursionado en la transformación, ya sea a pequeña o gran escala. Sin embargo, muchas de ellas aún no obtienen los resultados que esperaban. Mucho depende de la manera en que se está llevando a cabo el proceso de transformación.

¿La digitalización se implementa de forma inteligente o solo para usar tecnología y sin un propósito claro? Para calificar nuestra ejecución como inteligente, necesitamos el proceso de digitalización debe mejorar el rendimiento de la empresa, no trabajar en contra de este. Si se trata de mejorar el servicio al cliente, esta debe habilitar equipos para aprovechar mejor los recursos, el personal y la visión de la organización. No obstante, los cambios suelen ser complicados, en especial si hablamos de una empresa con políticas y procesos ya establecidos.

Estos son los cinco principales obstáculos que las organizaciones enfrentan al iniciar un proceso de transformación:

1. Guiando el camino: La transformación a menudo se impulsa de arriba hacia abajo, y esto no significa un problema en sí mismo, ya que es esencial que los líderes y CEOs asuman el cambio. Sin embargo, es importante no perder de vista que para alcanzar el éxito se necesita que los trabajadores asuman como suyo el proceso, ya que son quienes lo ejecutarán. Para ello, es indispensable lograr una buena comunicación, y que cada eslabón en la cadena entienda lo que se espera de su trabajo.

2. Capacidades y habilidades: Transformar implica volver a mirar la estructura de la empresa. ¿Los empleados cuentan con las habilidades que necesitas? ¿Qué tan rápido pueden adaptarse? Es importante considerar que la rotación es inevitable, y que habrá que adquirir nuevo talento y reorganizar equipos de trabajo. Todo esto mientras la empresa continúa produciendo. Encontrar el equilibrio en este punto es crucial.

3. Quien mucho abarca, poco aprieta: La transformación digital no es lo mismo que la implementación tecnológica de la vieja escuela. No estamos hablando de pasar del fax al correo electrónico, sino de un cambio sistémico en la forma en que opera una organización. Ser poco realista acerca de lo que se puede lograr en un marco de tiempo es una forma segura de frustrar al personal y no avanzar mucho. La tarea de la transformación digital no es pequeña, pero sí debe ser constante. De esta forma, los proyectos se pueden ver como parte de una agenda u objetivo mayor, y se pueden completar con éxito y dentro del presupuesto.

4. Siéntete cómodo con la experimentación: Las empresas innovadoras no se basan solo en una o dos ideas. A menudo prueban una gran cantidad de opciones, ven qué funciona y continúan a partir de allí. Las empresas deben sentirse cómodas con el fracaso rápido y la asignación de recursos para probar algo que podría no ir a ninguna parte. Sin embargo, esto no debe confundirse con un enfoque de dispersión. Al tener claro hacia dónde se dirige su negocio, los experimentos y la tecnología emergente se pueden seleccionar y probar rápidamente, y aquellos que no promueven sus objetivos se eliminarán con la misma rapidez.

5. Acércate a tus clientes: El factor más importante (y el motivo de la transformación) son los clientes. Si no están al principio, medio y final de la transformación, esta fracasará de una forma u otra. Si no se está centrando en el valor que aportan los clientes tras una transformación exitosa, ¿para qué transformarse en primer lugar?

*Adaptado de Failure to launch: five common transformation problems. Puede revisar el artículo completo aquí. 

 

One Comment

  1. victor

    Sería excelente si se pudiese aterrizar y dar ejemplos concretos de digitalización de procesos que haya realizado el PWC en sus diferentes áreas:tributario, laboral,etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *